entrevista personal a rosa maría en españa



¿Cómo se originó el Curso?

El mismo Curso nos dice que comenzó con la súbita decisión de dos personas a colaborar en el logro de un objetivo común. Estas dos personas fueron Helen Schucman y William Thetford catedráticos de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad de Columbia en Nueva York. William Thetford un buen dia anunció que estaba cansado de los sentimientos de ira y agresividad que sus actividades reflejaban y concluyó diciendo: "tiene que haber otro camino ". Helen sintió en su interior que ella era la persona que le podría ayudar a encontrarlo y así fue. A ambos se les podía haber tachado de todo menos de personas espirituales. Helen comenzó a tener sueños de enorme simbolismo y poco más tarde comenzó a escuchar una voz que la instó a anotar y lo primero que oyó fue "Este es un curso de milagros." Ella en ningún momento entraba en trance, simplemente escuchaba y escribía pudiendo interrumpirlo si recibía por ejemplo alguna llamada telefónica. Lo mantuvieron en secreto durante siete años intentando proteger su reputación profesional y personal. El Curso finalmente se publicó en el año 1976.

¿Cuál es el mensaje del Curso?

El mensaje básico del Curso es el hecho de que nosotros jamás pudimos pecar porque el concepto de pecado no existe en la Mente de nuestro Creador, por lo tanto, no puede existir en la mente de Su Creación, Su Hijo, pues lo que no existe en la Mente de Dios sencillamente no existe en absoluto. Nos muestra que el "pecado original" fue realmente un error, que ahora hay que corregir, no porque sea verdad sino por que nosotros creimos que lo es. La respuesta a ese error fue la creación del Espíritu Santo, cuya función es sanar la mente del Hijo que pensó, equivocadamente, que se había seaparado de su Creador. Esto por supuesto nunca ocurrió en la realidad, pero sí en la mente del Hijo. Ahora es menester sanar la mente para que recuerde su verdadera Identidad, recobre su sentido de ser únicamente Amor, y que sigue siendo tal como el Padre la creó.
El Curso nos lleva a recordar nuestra inocencia, que es nuestra verdad, nuestra auténtica realidad. Para mí el Curso es el mensaje de mayor esperanza que ha llegado a la tierra. Un Curso de Milagros es un trabajo muy personal que nos lleva a sanar nuestra mente, a corregir el error que tuvo lugar en ella, que es lo que produce y proyecta la locura que estamos viendo. El Curso no pretende que intentemos corregir o cambiar a nadie sino que miremos dentro de nosotros. Nos dice que nosotros somos siempre libres de elegir, y honra nuestra libertad. Nos recuerda continuamente nuestra naturaleza, nuestra conexión con el Padre, declara una y otra vez que seguimos siendo tal y como Dios nos creó y al recordarnos esto nos permite examinar aquello que no es de Dios y que hemos permitido en nuestras mentes.

¿Cómo hacer para ir disolviendo los errores que un día elegimos creer?

El Curso dice que lo único que se necesita es la purificación de nuestra mente. El Curso nos habla contínuamente de nuestra perfección pero también nos habla del sueño en el que nos encontramos para que así observemos las consecuencias de nuestras decisiones equivocadas. De esta forma nos hacemos conscientes de que podemos elegir otro camino, porque el Padre jamás abandonó a Su Hijo, que somos todos nosotros. El Curso nos ayuda a reflexionar sobre lo que nos ofrece el ver el mundo bajo los ojos del ego (la vanidad, el ataque, el egoismo, el querer tener la razón), ayudándonos así a elegir el camino de la paz y la felicidad.

¿Es el mundo que nosotros percibimos el mundo que el Padre creó?

Para nada. El mundo que nosotros percibimos es un mundo que tiene lugar en una mente que está dividida, que es lo que realmente significa "la caída", en una mente que ha concebido que no es lo que es, que se separó de su Creador, que se cree separada no tan solo de Dios sino de todos los seres. ¡Una absoluta locura! Sin embargo, es obvio que todos somos uno.

¿Qué hacer para salir de este sueño?

Lo más importante y a lo que el Curso te lleva es a establecer una relacion con el Espiritu Santo. Sólo Él es capaz de deshacer todos nuestros errores. Nuestra única función es ver nuestros fallos mentales, pero partiendo de la base de que es un error, y entregárselos a Él. El Curso te recuerda que todos somos santos porque somos hijos de la Santidad Misma. Tenemos que darnos cuenta de que el Padre no nos dejó solos y recordar que todos aquellos errores que cometemos, se los podemos entregar al Espíritu Santo porque Él está en nuestras mentes aunque no lo recordemos. Nosotros nunca nos alejamos de Dios dice el Curso. Hablar de retornar es simbólico, pues es retornar al lugar de donde nunca nos alejamos, ya que no podemos estar ni siquiera en la ilusión fuera de Dios porque no tendriamos ni siquiera la ilusión de existencia.

¿Cuál fue el pensamiento que dio lugar a esta locura?

El pensamiento de que estábamos separados de nuestro Creador. Eso fue el comienzo de esta locura y sigue siendo el pensamiento que mantiene la separación viva. Nosotros podemos elegir subsanar ese pensamiento. A esto nos lleva el Curso, a poder buscar la raíz de aquello que permite la locura que nosotros estamos viviendo, y ahí mismo deshacerla. Sólo la creencia en la separación le permite a un ser poder atacar a otro, matarlo, ser injusto, etc...El día que sepamos que el otro ser es nuestro hermano y que lo que no le demos nos lo estamos negando a nosotros mismos, ese día llegaremos a alcanzar una conducta altamente ética y moral, y es también el comienzo del verdadero despertar.

Rosa María, para terminar esta entrevista, cuéntanos, ¿cómo es un día normal para ti?

Me levanto bastante temprano, le entrego el día a Dios, leo el Curso, después medito, hablo con el Espiritu, hablo con Jesús, me estiro y al rato tomo un desayuno con frutas. Luego me ocupo de todo lo que esté pendiente para ese día, y contesto correo, me encargo de los detalles relacionados con mis giras por el mundo y cada vez que puedo me doy una caminata por unos bosques y lagos que me quedan cerca, cosa que me encanta hacer. Por la tarde/noche vuelvo a leer el Curso y medito por un rato. Por lo general me acuesto muy pronto.